domingo, 31 de julio de 2011

La Ecologia en el Odre del I CHIN

Este texto surgio como pretexto para recabar informacion del anfiecologo tan simpatico, que se deleitaba con los armonicos de los anuros de Nueva Guinea; lo recuerdo redondillo de cara, pelo claro, muy abierto y simpatico:

El titulo, en mi primer momento, en el del pensamiento; ver nota una; en lo que tardas de terminar un porro; gracias; salir a por el boli, y la libreta del escritorio, y quitar de camino la toalla y la camisa de seda, y el crusade, que ahorita lo cojio y me lo he puesto debajo de la libreta, sobre mis rodillas, tumbado con ellas levantadas en el camastro del escritorio, que es donde hay mas luz, pues ni se me ocurre abrir la cortina del salon, pues con el vientecillo que hace, general y absolustiticamente del NORTE, paralelo a la costa; la otra tarde concibiendo nubes super rapidas y oscuras, que casi se podian tocar con el brazo estirado, mientras aceleraban su ciclo devenir; de venir; ETIMOLON; cuesta abajo al SUR, mientras aqui, en la costa, justo cerca del torreon norte del Bastion, no habia nube, solo sobre el mar, y que se las pelaban,

Con el viento los ecos ecolocativos y ecolocacionales no se prestan a la abundancia, pero si vierais el concierto de viento por las ranuras de las puertas y demas, es una maravilla;

El ecosistema es un hueco, Un hueco preformativo y conceptual, pues se tiende a delimitar de manera intuitiva y nada original del siglo XIX XX;

La Mancha carece de tantos ecos como la Betica, si bien si partimos del principio infimoniko, presencial y sincronico, de que toda experiencia es infinita en sus parametros y en sus infinitesimas variaciones; los matices pueden ser sencillamente definibles por cada valor distinguible de las variables que definen una experiencia;

El infinito de lo experiencial, el cientifico reduccionista lo reduce a la ObSeRvAcIoN;

Pongamos que observo una charca intermareal y que grabo lo que veo;

Pongamos que yo me multiplico por veinte, que pueden ser los y las profalumni, que andan paca y palla deleitandose y deleitandose con el paisaje;

Para hacerlo mas asequible:

UNO Yo observo la charca en cuclillas

DOS Hay veinte profalumni apostadxs en todo el borde del hueco del odre del I CHIN del paisaje a distintas distancias; prismaticos y treleobjetivos; y orientaciones; Pongamos que cubren buena parte de la ESFERA posible de tresc sesenta grados; desde donde se podria aleatoriamente observar a la charca y al observador; YO; observador primario; que observa la charca y la graba;

OCHO Deciamos que los las chavalas andan flipando con todo lo que ven y lo que graban; la concentracion se ha descentrado; Una esfera de ojos y de camaras mirando HACIA, no A, un determinado foco; Asi pasa a ser lo que cada hijo de vecina le da por vislumbrar y por grabar;

Ni mejor ni peor; son tres escalas infimonikas de accion; individual humana; colectiva concentrada; colectiva descentrada;

Pongamos que los sonidos grabados se analizan graficamente y como hay mucho roqueo y sitios huecos, esas camaras captan imagenes sin captarlas; Tu sinestesia congenita y automatica te hace escuchar sonidos que no salen en las imagenes del video, pues es una ola que entra bajo las rocas y hace un ruido ahi abajo que no se peden acceder con la camara, en imagenes pero si en sonidos;

En el Arroyo Totalan, las ranas cantaban bastante cerquita del muro de la margen derecha junto al puente, en la increible nueva charca que; no hay mal...; se formo tras el drenado del cauce;



NOTA UNA
Titulo primero pensado; adviertase la generalizacion del definitivo; La Ecolocacion En El Odre Del I CHIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

yesyukan