miércoles, 30 de junio de 2010

Fenomenología Arquitectónica: La física del sentido común

الظواهر المعمارية: فيزياء الحس السليم

建筑现象学物理常识

वास्तु घटना: सामान्य ज्ञान की भौतिकी


por Humberto Eliash (Chile) — Sábado, 26 de Diciembre de 2009
IB3
Hace más de cien años que los físicos se apartaron del ideal newtoniano para explicarse los fenómenos que observaban tanto en el microcosmo del átomo como en el macrocosmo del universo. Actualmente se acepta con toda naturalidad la Teoría de la Relatividad y los principios de la física cuántica. A pesar de ello, seguimos usando categorías mecánicas para explicarnos el mundo que habitamos y justificar las acciones que realizamos. Los llamados argumentos “técnicos” son esgrimidos a diario por nuestros “expertos”. Esta “mecánica del sentido común” supone al mundo operando como un gran mecanismo autónomo de la voluntad humana y al conocimiento científico como la herramienta que permite descifrar las leyes de ese funcionamiento.
Esta idea también ha estado presente en el desarrollo académico de la arquitectura de los últimos 200 años. El historicismo del siglo XIX por ejemplo, fue un intento por descubrir la mecánica de los estilos arquitectónicos con el objetivo de tener respuestas automáticas a los problemas del habitar humano. Algo similar sucedió con el Movimiento Moderno el que, inspirado esta vez en la plástica de la Bauhaus, pretendió establecer la “manera correcta” de hacer arquitectura a partir de leyes objetivas consecuentes con el ideal científico que movilizó a la sociedad de mediados del siglo XX. A pesar de que en ambos casos las teorías no se condijeron con los hechos, la academia no ha revisado las bases del conocimiento arquitectónico de modo que se pueda restablecer una coherencia entre teoría y práctica.
La fenomenología arquitectónica corresponde a una reformulación epistemológica de la arquitectura. Supone que todas las modificaciones y las alteraciones operadas por la humanidad sobre la Tierra, son la manifestación de un fenómeno cultural. La arquitectura es la materialización de las aspiraciones humanas que se construyen a partir de ficciones que la dan sentido a nuestra existencia. En este entendido, los arquitectos no somos “creadores de obras” sino que intérpretes de comunidades lo que nos exige una importante cuota de humildad y luchar en forma permanente en contra del ego que enceguece.
IB1
De un modo análogo al principio onda-partícula de la física cuántica, la fenomenología arquitectónica opera bajo el principio dual idea-materia: el observador es parte y creador de la realidad que observa. Se puede afirmar que la fenomenología arquitectónica corresponde al estudio de la “física del sentido común” que acepta los hechos sin juzgarlos previamente y pone el foco de atención en el sentido de las cosas que hacemos.
La arquitectura es la expresión física del fenómeno del habitar civilizado. Las ruinas del antiguo Egipto por ejemplo, dan cuenta de las relaciones políticas, los avances tecnológicos y las concepciones de mundo de una sociedad que existió hace miles de años, y lo hace con mayor fiabilidad y claridad que cualquier jeroglífico al que podamos acceder actualmente. Lo mismo sucede con toda la producción arquitectónica construida: la arquitectura, al dejar registro de las “acciones humanas”, es una fuente indesmentible de los valores que movilizan a una sociedad.
La fenomenología arquitectónica corresponde al conjunto de ideas, argumentos, voluntades, recursos y poderes que actúan sincrónicamente en un espacio y un tiempo, modificando los límites físicos que estructuran la realidad. La arquitectura, como expresión física de su fenomenología, es espejo de la sociedad que la origina y también un medio para su transformación.
Habitar el mundo es en conjunto con otros y su sentido está dado por relación con los demás. En la medida que los grupos van creciendo y las sociedades se hacen complejas, el fenómeno arquitectura se transforma en un problema político. ¿Quien define las aspiraciones y la forma de su materialización? Los arquitectos son líderes que tienen por misión mediar entre las personas con el fin de dar un cuerpo físico a las aspiraciones colectivas.
IB2
El “conocimiento de arquitectura” es aquel que se requiere para materializar las aspiraciones de un grupo humano. Este conocimiento se comunica a través de “proyectos de arquitectura”. El conocimiento de arquitectura, a diferencia del científico que es amoral y general, es por definición ético y específico. Por medio de propuestas concretas, se comprometen las acciones que se deben dar en un espacio y un tiempo particular para transformar la realidad de acuerdo a las aspiraciones del grupo. Los concursos de arquitectura son un medio valiosísimo que permite conocer y comunicar la esencia de la fenomenología arquitectónica a partir de un conjunto de propuestas que develan y comunican algo intangible pero fundamental: las aspiraciones y los anhelos colectivos.
A futuro, la fenomenología arquitectónica va a cambiar la manera de argumentar y hacer política. En la medida que la sociedad civil toma conciencia de la fragilidad de los argumentos “técnicos” que ofrecen nuestras autoridades y expertos, la concepción fenomenológica de la arquitectura transformará a las ciudades en objetos de culto producto de toda la información que son capaces registrar y el potencial transformador de la vida humana que representan. Más allá de la ciencia, las ciudades serán la fuente del conocimiento que nos hace sentido, aquel que responde a nuestras inquietudes vitales y permite sentirnos pertenecientes a una comunidad.
Andrés Weil
Arquitecto, Profesor Facultad de Arquitectura y Urbanismo Universidad de Chile
comparte:
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Twitter
  • Google Bookmarks
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (puntúalo)

Loading ... Loading ...

3 comentarios a “Fenomenología Arquitectónica: La física del sentido común”

  1. André Aguilar Aguilar dice:
    Me parece que en nombre de la fenomenología se puede, entre otras cosas, reafirmar con un rigurosismo extraño el estado de las cosas, lo que no me parece justo. Y noto que en este artículo se tratan de afirmar las cualidades de lo arquitectónico, cuando la fenomenología lo que plantea es el rompimiento de las etiquetas y campos de investigación.
    Coincido en la necesidad de “estar” a tono con la explicación de las cosas. Y entiendo los riesgos de transformar los paradigmas.
    Espero no haber molestado. Estoy agradecido con los que ponen temas así sobre la mesa de discusión.
  2. La Ciudad Viva dice:
    "Fenomenología arquitectónica: la fisica del sentido comun" nuevo post de Andres Weil en LCV http://bit.ly/6yumhG #cv
  3. kako dice:
    Un saludo Inicialmente, me parece bien el tema y la analogía con la fisica.
    Tambien me parece importante recordar grandes sucesos como toda la movida de fisicos hace exactamente 100 años, quienes han posibilitado todo el desarrollo informatico y cibernetico; y que sin duda tambien abrieron un umbral para las ciencias de la complejidad.
    Hace aproximadamente 8 meses andando en bicicleta por un bonito barrio de surco en Lima (yo soy salvadoreño y vivi 4 meses en lima), platicabamos con un amigo acerca de como los programas de doctorado mas prestigiosos de europa, estan sentando nuevas maneras de ver el conocimiento, articulando el paradigma complejo con el paradigma mecanicista. Es decir lo cualitativo y lo cuantitativo al mismo tiempo!
    Fue una bonita e incierta reflexión andando por la ciudad. Lo cierto es que la muerte de los absolutos de nietzsche, permite este tipo de comentarios abiertamente. De tal manera que esta bien que Andrés Weil, interprete su forma de ver a través de la fenomenología y el sentido común, LA ARQUITECTURA!
    Me parece que el otro comentario se da en un marco limitado por las teorias acerca de la fenomenología en la Arquitectura. Basta con ver a Steve Holl y sus proceso fenomenologicos insostenibles aún.
    La teoria esta en la práctica y viceversa!
    saludos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

yesyukan