jueves, 15 de noviembre de 2012

divercity cuidad compa


cuando posees una idea nueva, que te posee al revolverte de gusto, lo más probable es que las endorfinas dilapidadas en la ocasión, fluyan a tan larga distancia de la neurona que la parió, que te vuelva la idea recurrente mente, pues no sabes como quitartela ya de encima, eso es la abducción, desencubrir algo potente, que por lo pronto te aparece intuitivamente, en el paseo matinal, como muy potente, luego preguntas a gugel y para colmo te ensalza de rubies y de perlas diversas, esa semillita idea que brotó en tu cacho de cadacualtez cuantica, pues recordemos que cada 21 dias desaparecemos milagrosamente del mapa por obra y gracia de la diosa biología que nos parió, un nuevo guebito somos cada tres semanas pues, las proteinas y demás farandula detras de mostradores, cambia recreativa recreada recreacionada mente, pues ese dinero sino se podia haber usado contra el hambre, y si es conocimiento biologico, sienta catedra por la gloria de mimadre, pues es un apriori bastante consensuado y aceptado, la biología, lo unico que le faltaba era ate re aterrizar en nuestro cuerpo serrano, pues ya era la vedette de la ciencia, de la ciencia nueva, que ahora se re hace ciencia nueva nueva, mientras más escarba y escarba, en lo no tan nuevo, en lo reviejísimo, en el sentido del comun comunidad unidad comun, como unidad, como en una unidad, como dada, dada, por nuestra naturaleza, biologica, todas las constituciones tenían que haberse puesto aldia cuando descubrimos atónitos, hace años, de la mano de unas imágenes fractales increibles, que la bacterias, que la mayoría viven y son un pueblo, al menos esa mayoría que ahora nos interesa, resulta que las mu puñeteras hacen consensos, sí del bueno, esperan y cuando ha llegao tó el personal, empiezan de una vez la faena;

¿y las super mamás búfalas?, bufff, ahora como lo digo, hmmm inspiracion de la guena, que me llega  esa musica onda suave in suave incescendo, en un coshe camino de ver y sentir y consentir a la  Compa Ayahuasca en Yucatán; llega la mañana con su solete, en vez de levantarse de la cama y cepillarse los dientes mediodormidas, las bufalas de este cuento, proveniente de un planeta llamada África, o Asia, siguen tumbadas un ratito a la bartola, mientras disfrutan de reojo del espectáculo que el llegante sol, está liando entre briznas de paja, átomos de polvo a la brisa de su ondulante cola espanta moscas..., y en estas que, nosé que tendrá que ver el norte y el sur magnético, pero ellas y ellos, van acomodándose sus cuerpos mirando a hacia, alguna dirección, así, según cadacualtez, de for ma que tras un par de ra ti tos, la comunidad bogui búfala empiezan a mirar hacia la panda de las abuelas, sí, lector, alucina, las abuelas sabias, aun tumbadas, no han estado perdiendo el tiempo, han estado redondeando un consenso, las bufalas, mientras nosotras disfrutábamos de esta recreación Gaiana, ellas han ido dirigiendo sus tumbadas cabezas, hacia una determinada dirección y u otra otras, total que como, las y los bufalos tienen que comer todos los días, pues cada día la manada tira hacia una zona equis, que es decidida por consenso, un consenso que se refuerza, con la decisión orientacional, capital (de cabeza), de las madres más viejas
eso ocurría en unas hojas de papel impresas con esta noticia de mocracia ani mal, en la parte alta de las grandes hojas de papel impreso, estaba un rótulo, que decía: "El Mundo"

"consenso bacterial" "bacteriano"
"consenso animal"
"animal consensus"
"consenso vital"
"consenso biológico"
"consenso sistemico"
"consenso ecosistemico"
"consenso paisano"
"consenso paisajistico"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

yesyukan