sábado, 29 de octubre de 2011

Ni República ni Estado. Comunismo Libertario



http://nyc.indymedia.org/en/2011/10/116751.html


El hundimiento de las estructuras económicas de los estados,
nos muestra la ruina y catarsis del sistema de estados.

"Es la única cosa que podría salvar al mundo". Esta frase está en youtube, en el documental "Vivir la Utopía",http://www.youtube.com/watch?v=h7FR4A0THKk, emitido en la dos de tve, y coordinado por Juan Gamero, sobre la revolución española, versión años treinta. Y está dicha por una "anciana" que vivió en su juventud esa revolución. Para que nos hagamos cuenta, del entusiasmo que, aún hoy, corre literalmente por sus venas, en forma de LTP (Long-Term-Potentiation: Potenciación Endorfínica de Larga Duración). No hay más que sonsacarla sacándole el tema, para que ella desborde y reviva la alegría y los éxitos de todo tipo, que conllevaron esa "maldita" revolución.

"Los republicanos le tenían más miedo a la revolución que a los militares" (del mismo video). Es decir había en realidad, como tres bandos. Los republicanos, los anarquistas y los fascistas. Para bien de todos ellos, y todos los lectores, y siendo inclusivos, resulta que todos somos, en parte, fascistas, republicanos y anarquistas. En algún cierto y variable porcentaje. De nuestros pensamientos, actitudes y acciones. Si una madre ve que su bebé va a caer por un abismo, pues a lo mejor llega incluso a lastimarlo, por tal de que no se caiga. Ahí, esa mamá, ha echado mano de su mecanismo innato de "fascismo ante la necesidad". Sus neuronas espejo la capacitan, por defecto, para actuar instantáneamente, sin pensar, en tan arriesgada situación.

En la Unión Soviética pasó igual. Allá que venía el ejército rojo a tratar de aplastar a las comunidades libertarias. Y al tiempo, ambos, comunistas y comunistas libertarios se unían para tratar de aplastar al ejército blanco. Cambios de opinión los tiene cualquiera. De hecho estamos ingiriendo cada instante toneladas de nueva información, por defecto y aunque no le eches cuenta. Información que significa cambios, que por miriadas, se ceban, tanto en tus sistemas orgánicos, como en el medio en que habitas. Eso sí, que habitas como ser vivo. Este matiz es importante. Le puedes llamar, si quieres, "parte animal". Está muy bien llamarle así, pues animal significa dotado de alma, animado, somos un ser en movimiento. Por ello más que "parte animal" mejor quedaría "comparte animal" pues "compartir", además de ser la regla de la web 2.0, es el lema básico del anarquismo. Al compartir en tu cerebro, o en tus ideas, ese animal que (también) eres, no solo superas el racionalismo abstracto, que al engullirte te hace esclavo de tus pensamientos, sino que te abres al infinito de las sensaciones, y al prestar más atención a las sensaciones, dejas de comerte el coco cocontinua mente. Y no son tus sensaciones, sino que son las sensaciones. Las sensaciones son públicas y, por tanto, compartidas públicamente, por defecto. Párate un momento y escucha, y mira donde estés, a tu alrededor, sea en la calle, plaza, bar, o en una oficina (como donde yo ahorita estoy). Y cuanta cuantas sensaciones "te pertenecen". Por lo pronto el ordenador que tengo delante, no lo he diseñado yo, ni los altavoces, solo los he colocado aquí, los he encendido, y me he puesto a escribir en la pantalla.

Si miro a la izquierda, "tengo", o hay, una estantería repletamente desordenada de libros y documentos. Y si me pusiera a buscar, encontraría muy pocos que hayan sido escritos por mí. Incluso estos, escritos por mí, no han sido publicados por mí, ni tampoco yo he fabricado el papel sobre el que están escritos. Eso sí, muchos de ellos los he tocado, ojeado, movido de lugar, y leído a veces parcialmente. Cuando andas en el universo de la transdisciplinariedad, y al final todos los temas te pueden parecer interesantes, pues pasan a formar parte de un solo tema, de "El Tema", pues no sueles apurar muchos de los libros o artículos que llegan a tus manos.

La cosa es que el Mundo está ahí, repleto de cosas, objetos, seres, paisajes, en movimiento continuo, pues da una vuelta completa cada día, y esa vuelta planetaria, ese giro de danza, lo llevan a cabo todos esos objetos, seres, paisajes, en movimiento.

Y si ahondas a los abismos de la realidad, tal como es deconstruida y re construida, por la mecánica cuántica, observas que todas estas descripciones anteriores, de seres, objetos, cosas, paisajes, en movimiento, no es que sea un error, o incorrecta. El acceso cuántico a la realidad, lo que hace es ampliar y complementar tu visión "ordinaria" del Mundo. Y como resulta que los bosones llamados fotones, viajan a la velocidad de la luz, golpeando la pantalla ¿sí? ¿también la pantalla? o la pared, o el ratón, pues es a esa velocidad, la de la luz, a la que está ocurriendo la dimensión visual de tu realidad.

Se oye la autovía a Cártama, que pasa cerca de aquí. Esas ondas, también cuánticas, de sonido, se desplazan a la velocidad del sonido, que tampoco es poca. Al final estamos inmersos y dinamicamente ensartados por una ensalada de ondas cuánticas, en medio de las cuales, danzamos, como "un manojillo de sensaciones provisto de DNI". "Manojillo de sensaciones" es la expresión que usa William James, psicólogo del XIX, para definir al individuo ser humano. Si eres extraterrestre, y nunca habias estado en la Tierra, pero en tu planeta ya la conocían, pues probablemente te vengas acá dotado de un "detector de individuos seres humanos", que te permita avisarte cuando te encontrases con uno de ellos. Como por ejemplo esos detectores que usan para detectar los niveles altos de radiación. Tú detectarías "niveles altos de humanidad".

Desde luego que no hay ciencia más revolucionaria que la mecánica cuántica. Ahí si que no puedes aislar con éxito cachitos de realidad. Si ya la ecología nos muestra que todo está conectado con todo, y por tanto todo está hecho de todo lo demás, es decir, re encarnación continua y, por cierto, sin tener que acudir a ninguna religión o filosofía, la cuántica deshace aún más la madeja, o la explica a partir de otros descriptores. Pero siempre partiendo de la indisolubilidad del individuo ser humano en y con el medio que lo rodea, engulle, conforma y transforma.

Las ciencias y filosofías que más nos empoderan, pues, son aquellas que no parten de un zombi llamado objetividad y realismo, sino aquellas otras que parten de un individuo ser humano dotado de carne y de sentidos, y de capacidad de participación y de decisión, en las cuales la objetividad se pone entre parentesis, al tratarse de acuerdos grupales y locales, en vez de reglas universales y dogmáticas. Son ciencias pues constructivistas, donde somos conscientes de que el individuo ser humano construye, a través de su experiencia (práctica) el Mundo. El Universo. De entre los infinitos universos que conviven en el multiverso, a tí, como individuo ser humano, te corresponde uno, un Universo, que a su vez es tan dinámico que se va modificando, de manera continua, con tu diario observar, vivir y aprender. Y los cuánticos tiene muy claro que el observador, por defecto, es un observador participante, pues influye en lo observado.

¿Y qué otras ciencias muestran esta sagrada comunión entre el vivir y la participación activa del individuo ser humano en la construcción del Universo?

Pues la fenomenología de Husserl. Este señor, estaba tan escandalizado con las perspectivas que estaba tomando el fascismo en Europa, que dándole vueltas a la cabeza, encontró una alternativa al representacionismo. Leyendo su libro "Experiencia y Juicio", resulta escandalosamente claro que lo que rescata la fenomenología es la descripción pura y simple, del puro acto de la percepción. Es decir, cuando estamos inmersos en la experiencia, lo que estamos es engullendo activamente información por un tubo y, al mismo tiempo transformando activamente, tanto nuestros propios sistemas orgánicos, como nuestro conocimiento, nuestra cognición. Después vendrá la emisión de juicios. Pero Husserl, desde la filosofía, lo que distingue claramente es que antes de emitir un juicio sobre algo, tiene lugar un período de observación.

Lo vemos cada día en los titulares de los medios. Buscan ser originales. Y cada uno decide qué poner. "El Fín del Terror", fué la cabecera de "El País", recientemente, tras el comunicado de ETA de dejar la lucha armada. Al final lo que obtienes, en distintos medios, con distintos títulares, es una visión más amplia que si lees uno solo.

"La anarquía es lo único que podría salvar al Mundo". Los anarquistas demostraron que ni dueños, ni amos, ni guardias civiles, ni curas "que son los que entorpecen la marcha de la riqueza".

De lo que estamos saliendo, es de la "Sociedad Terrorista", o Sociedad del Terror, entrecomillada es la expresión que usa Lefevbre, para definir, en los años sesenta, adonde estanba desembocando la sociedad francesa de la época.

Terrorismo es cualquier daño gratuito contra la población civil. El Estado Moderno, tiene solo algún siglo. Según Aristóteles, el Estado solo puede sobrevivir a expensas de la comunidad o comunidades. Más poder acaparan los Estados, más empobrecidas resultan sus comunidades. Como estamos viendo en la actualidad. Aunque sepamos que los Estados son los bancos y las mafias que revolotean, como buitres, a su alrededor. El Estado es pues terrorista por definición. Pues si es posible, como así ha sido a lo largo de la historia, vivir sin estados, seguir manteniéndolos, es un sadomasoquismo que ya nos podemos evitar.

Además los estados han ido siendo vaciados de su contenido, con las privatizaciones primero, y con la ruina actual. Es como si sus líderes, que cacarean cacofónicamente desde hace años, sin perturbar minimamente su discurso, nos estuvieran avisando y diciendo, a gritos, que están de más.

Como indica José Luis Sampedro, lo que YA ha caido no es solo el sistema económico, o el capitalismo, sino LA CIVILIZACIÓN OCCIDENTAL.

Y como la civilización occidental YA ha caído, pues ha caído "con todo el equipo". Y dentro del "Equipo", también parece haber arrastrado, o al menos anestesiado, en su caída, a buena parte del pensamiento de las izquierdas. Que tras ver primero la caída de la Unión Soviética, y encontrarse ahora en medio de la debacle capitalista, en vez de alegrarse se ciega ante el futuro, como ZIZEK, que hace la pregunta capciosa, más capciosa de todas las preguntas capciosas que pueden ser preguntadas. "¿Hay alternativa al Capitalismo?"

Pues claro que la hay, y de hecho, este mundo cambiante nos las muestra, hasta "debajo las piedras". Victimas del representacionismo dicotómico, nos quedamos alelados sin saber qué contestar. Pero entonces preguntaselo al Mundo. Lárgate de Europa. A 14 km, y tras la frontera sur, tienes multiples alternativas al capitalismo, que ni siquiera ha habido que recuperar, sino que han sido un continuo histórico, en especial en todas aquellas regiones donde los derechos inalienables de las naciones indígenas (Amazigh en el Magrheb), siguen victoriosos.

El libre mercadeo de mercancias y viveres en las medinas del Magrehb, y en general en el Gran Sur, es un ejemplo más de las alternativas que Europa tiene para reajustar radicalmente sus estilos de vida. Los taxis colectivos, furgonetas y microbuses, son otro ejemplo más. ¿Y enton ces? ¿Por qué no los vemos?

El eurocentrismo, unido a la ideologia del progreso, nos ha cegado al resto del Mundo, que, a pesar de ser Gran Mayoría, sigue siendo mudo en nuestras consciencias occidentales. El conductismo se nos coló por nuestra médula, condicionando hasta tal extremo nuestras opiniones, que a ver qué tecnicos de los paises del norte ha pensado alguna vez aplicar en Europa medidas tomadas directamente desde los paises del Sur.

Como miembros del imperio, seguimos vomitando imperialismo por nuestras bocas y neuronas. Centralismo. Colonialismo. Fascismo. Conductismo. Es la fenomenología de Husserl el mejor antídoto para la Psicología de Masas del Fascismo (de Wilhelm Reich).

Y no pensemos en los problemas que tendría la re implantación del Comunismo Libertario en nuestros terrirorios. En nuestros territorios, no ha dejado de haber Comunismo Libertario. Aunque la máscara patriarcal vociferada por los Estados, haya escondido una realidad matristica o matriarcal, bajo la máscara sigue vibrando un potencial de vida, dentro de nosotras mismas, que demuestra que nuestra supervivencia, está enraizada en el Comunismo Libertario. Es decir, de todas las actividades de nuestro vivir, sigue habiendo un porcentaje significativamente alto, que mama, como ha sido siempre, de lo matristico, de lo comunitario, del Comunismo Libertario. Decir Comunismo Libertario es decir Comunidad, los commons, o los comunes. Y que yo sepa el aire o el viento no tiene barreras, ni los océanos, ni el Magma.

Si los estados son predadores de las comunidades, pues si existen los estados es porque tras su mascara perversa, sigue habiendo comunidad. Y más allá, los ecólogos llaman comunidades a las agrupaciones ecosistemicas de los seres vivos, individuos no seres humanos, con los que compartimos este ambiente planetario. Otra cosa es que cuando pensemos en la realidad, o en el Mundo, olvidemos estos millones de especies colegas, con trillones de individuos no seres humanos, que hasta trepan por nuestro cuerpo y se sumergen, ¡por la cara!, hasta en nuestros intestinos. Y es que el individuo ser humano es en realidad, además de todo el dinamismo del que hemos hablado, un engendro variopinto y multi especifico. Un Homo sapiens es un individuo ser humano, con hasta cientos de apellidos, hasta cientos de especies que llevamos en nuestro cuerpo, o que nos llevan a nosotras, y nos hacen así, ser seres humanos autónomos.

Las Comunidades Libertarias están, son tu propio cuerpo. Billones de células y, para colmo, por culpa de Margulis y otros colegas, resulta que las propias células "humanas", como las musculares, o las neuronas, son de hecho, y por obra y gracia de la (co-) evolución (simbiótica y autopietica), comunidades libertarias de bacterias, que poco a poco, se han dio haciendo con el poder.

Así, nuestro poder, o biopoder, deriva, por defecto, de nuestra consideración como organismos individuos seres humanos simbioticos y autopoiéticos. Hacia dentro y hacia fuera. De tal modo que ya deja de haber esa dicotomía de hacia fuera y hacia dentro, pues las sensaciones no tiene ni amo ni dueño, sino que son compartidas por la comunidad libertaria viva y vital, de la que formamos dinamica parte.

El chamanismo es como una larguísima cremallera que va desde el cuello hasta los pies. De 1001 enganches. 1001 descriptores que, acumulados, forman el curriculum oculto o inconsciente colectivo de esta humanidad del siglo XXI, en especial de las regiones más domesticadas y Estatizadas del Norte.

Pues igual que el anarquismo ha sido ninguneado, y mandado al curriculum oculto, por parte de los temerosos estados, y sus universidades e instituciones, lo mismo ha ocurrido con el indigenismo, y con el matriarcado, y con el chamanismo.

La revolución Zapatista representa a esas alternativas al capitalismo, que formaban parte de su curriculum oculto (= inconsciente colectivo = a lo que existe, pero de lo que no se habla). En especial desde el año 1992, y posteriormente reforzado por internet, en Europa hemos conocido muchos más casos de Comunismo Libertario por todo el Mundo, aunque no se llamaran asi. Las comunidades indígenas en todo el Mundo, son ahora un auténtico tesoro de inapreciable (y antes inapreciado) valor, a la hora de encontrar, cuánticamente, alternativas al capitalismo.

Internet, por vomitarlo así, de golpe, es LA GRAN REVOLUCIÓN ANARQUISTA. Los transistores que componen los famosos microchips, están diseñados con las formulas de la Mecánica Cuantica. Por lo que en buena medida, ya existe el ordenador cuantico. Los ordenadoes, son pues cuanticos, en ese sentido. ¿Y sus usuarios? Sus usuarios, los nativos digitales especialmente, merecen, por defecto, el titulo honorífico de físicos o biólogos cuanticos. Porque su percepción del espacio tiempo ya no es la percepción que teníamos los inmigrantes digitales, que crecimos antes del advenimiento de las tecnologías de la comunicación y de la infomación. Su percepción, es pues, cuántica. Anoche salió una niña que con dos años salvó a su madre, desmayada, ¡llamando por un teléfono móvil!

Y por otro lado tenemos el boton de compartir, que define la infinitud del Comunismo Libertario. Eso sí, aún hay reacios a internet y la web 2.0, entre la izquierda histórica, que están frenando, de alguna manera, la revolucion nativa digital.

En el diseño de la inteligencia artificial de toda esta cacharrería, se utiliza, por si fuera poco lo ya dicho, otro elemento radical y consustancial al Comunismo Libertario. Es una lógica cientifica, que la Ciencia Formal (re-) descubrió y describió en el siglo XIX, a través de Peirce, y que practicamente se quedó "durmiendo el sueño de los justos" (en un desfase típico en muchos descubrimientos cientificos) hasta nuestros tiempos. Esta lógica, complementaria a la deducción y a la inducción, y que es la base de la creatividad, recibe un nombre que en principio podría echarles a ustedes para atrás, de sopetón por la sorpresa. Se llama abducción (o lógica de la sorpresa) y permite por fín explicar el origen de las ideas y de la creatividad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

yesyukan