lunes, 12 de septiembre de 2011

http://www.google.com/search?hl=en&q=supervivencia+2012

La catastrofe prevista en estas webs de "supervivencia 2012", no es otra que el fin del capitalismo actual, y su transición hacia modelos mixtos y complementarios, más participativos.

Renovar nuestros archivos, para un cambio tan decisivo, como soñado y largamente esperado, requiere actualizar, refrescar, nuestros propios conocimientos y experiencias. No se trata de "volver atrás", sino de adoptar una visión más multicultural, que nos permita situarnos en un imaginario como el de las culturas del sur, que en este sentido son más mixtas que las nuestras, y por ello sus conocimientos y experiencias, siguen, en general, más ligadas al ecosistema, y menos al antropocentrismo, que vemos que suele dominar los discursos del movimiento 15M.

En internet se advierte ya, en webs más formales, por parte de técnicos y expertos, de los riesgos subyacentes a la prevista intensificación de las tormentas solares en años venideros. Que de pronto se caiga internet durante varias semanas en el planeta, puede desde luego tener consecuencias catastróficas. Pero si nos anticipamos, desarrollando, refrescando, nuestros ancestrales conocimientos de nuestros ecosistemas más próximos, esto sin duda nos ayudará poderosamente a superar el bache de la ausencia de las telecomunicaciones.

Dice Einstein que para resolver un problema, debes enfocarlo, desde una consciencia distinta, más amplia, que donde el problema se originó. Si la tiendecilla cerca de casa está cerrada un domingo que te hace falta algo, tendrás que ampliar tu memoria geográfica, para pensar y recordar, donde puedes conseguir lo que buscas, en un nuevo escenario, donde no figura ya, la solución predeterminada (la tiendecilla de al lado), sino que expandes tu consciencia hacia otras calles, que recorres mentalmente, tratando de localizar, en tus recuerdos, de tus experiencias, otro establecimiento, que supla esa necesidad comestible, de ese domingo.

El resultado es que tu experiencia se amplía. Tus recursos ya son accesibles fuera de tu antiguo campo de acción. Tus posibilidades aumentan.

Desarrollar nuestros conocimientos y experiencias de supervivencia, como si internet no existiera, es recalar de nuevo en nuestra memoria histórica, nuestro matrimonio histórico, con lo eco, con lo que no solo te rodea, sino que te engulle sensorial e informativamente, en cada instante de tu vida. Superar así el antropocentrismo de nuestros discursos, te lleva a superarlo también en tu experiencia perceptiva y de reflexión, de forma que haces de nuevo partícipes, de tu modelo de sociedad y de democracia, a todos los demás seres vivos, con los que compartes tu comunidad ecológica, tu ecosistema, y como no a TODO el entorno, incluido el mal llamado "inanimado", playas, cerros, muros, cristales, máquinas, todo está tan vivo (y por tanto cambiante), como tu organismo. Es la ecolocación, lo que te conecta más facilmente con esta consciencia. Pues silbas en una calle estrechita y tranquila, y adviertes como el volumen, tono, etc, de tu silbar, está siendo configurado, una vez que el sonido sale de tu boca, por las caracteristicas de los objetos, paredes, lunas, metales, etc, que acogen el sonido, en movimiento (vas andando), y de hecho condicionan también la fuerza y tipo de sonido que produces desde tus cuerdas vocales. Partimos de la base de que silbas porque disfrutas haciéndolo. Pon que de pronto, una maquinita que se oye, hace que tu silbido "baje de volumen", pues, automaticamente, tiendes a silbar más fuerte. Igual cuando vas silbando entre cristaleras o lunas de escaparate, que hacen que el sonido se empodere, sea más fuerte, pues es menos absorbido. Cuando de esas superficies pasas, silbando, a una parte de la calle donde dominan los muros de obra, de paredes rugosas, mucho más absorbentes, el resultado es el mismo, tiendes a incrementar tu volumen gutural de silbido, para poder seguir disfrutando de tus maravillosas potencialidades...

Antes la gente silbaba mucho más. Habrá que hacer talleres de silbar en los institutos y colegios y universidades. Un silbido es un tema de supervivencia, pues en un momento dado te puede salvar la vida. El aprendizaje MUDO, tan corriente en las inst ituciones educativas, donde domina (al menos hoy) el aula jerarquica, ha llevado a ningunear, no solo el silbar, sino toda nuestra potencialidad comunicacional, como seres activos, y no meros consumidores pasivos de discursos, lecturas, canciones, música, que hace alguien desde normalmente un escenario.

Igual que los indigenas y el chamanismo te hablan de "cambiar el punto de encaje", que se podría asociar a que "se te mueve el piso bajo tus pies", podremos empezar a imaginar el fin de los escenarios, de la representación, de la unidireccionalidad de los discursos, de "arriba y abajo", de "ellos" y nosotras", etc...

Y es el que el 15M parece en buena medida aún parasitado por el capitalismo y sus discursos. Si lo que viene es un mundo sin capitalismo (de este tipo al menos), lo que toca ahora es ahondar, excavar, en nuestra memorias y experiencias, para re descubrir todas aquellas facetas de nuestro propio vivir, en donde el capitalismo está ausente. Nos daremos entonces cuenta de que una charla en un bar con alguien que allí te encuentras, no forma parte del capitalismo, pues os nutríis mutuamente de conocimiento, no condicionado o canalizado, directamente, por el sistema capitalista. Igual si encuentras una camiseta en la basura. Igual si cojes tomillo del monte. Igual si pides a la vecina azucar o pan. Igual cuando respiras. Igual cuando disfrutas un atardecer...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

yesyukan