miércoles, 7 de septiembre de 2011

Mensaje de Temilotzin a la juventud de los países occidentales


HUNAB   KU
ATL TLACHINOLLI
O LA ERA DEL SEXTO  SOL
Mensaje  de  Temilotzin  a la juventud de los países  occidentales
DESDE  EL ANAHUAC.
 Durante  miles de años  las culturas  ancestrales  del Anáhuac Tawantinzuyu  que  habitaron   sus  territorios  y que fueron bautizados  recientemente por los invasores  venidos de ultramar  como  la nueva España o  América, estas  culturas nativas que dieron origen  a sociedades  con un alto conocimiento de las ciencias  exactas  y   sociales  que estaría de sobra   mencionarlas  a  todas
Puesto que  existen hasta el  día  de hoy  manifestaciones  en la arquitectura  y en el arte vivo que  aun se  aprecia  en  los museos y en la   mayoría de las poblaciones  originales, danzas, poesía y música por mencionar  solo algunas  y  formas  de organización social  propias   que distinguen  a estas poblaciones. Cuando se escribe o  habla de esta manera, suena un poco  romántico para muchos  occidentales  esos que siempre  se la pasan justificando sus actos de rapiña  aplicando sus conceptos  religiosos  o  su  ambición  de  riqueza y poder, si la  vida dulce de poblaciones originales   que no  tuvieron  la imperiosa  necesidad de  salir  fuera de este  cuerpo continental Anáhuac  para ir a invadir, robar  y asesinar  como forma única de poseer  todo lo material que les  proporcionara   un poco de felicidad, esperando también  que  alguno de  sus vecinos también  los despojen, como ha sucedido en Europa,  para volver  por sus    pasos  a continuar  saqueando, destruyendo, y obteniendo   todo lo que  no  consiguieron con el trabajo y el  sudor de su frentes como lo  manda  sus preceptos religiosos. Para consumar la invasión en los territorios del  Anáhuac  los castellanos  tenían que  implantar su lengua, su religión  y  una nueva forma de organización social.

Es  en esta última, la organización social  en  la que deseo profundizar  ya que  es  quizá  la clave   del porque las  sociedades del Anáhuac  permanecieron  en pleno desarrollo creando y recreando su  vida dulce, como lo expresa  suy suy el antropólogo  peruano en sus tratados de la verdadera historia indígena, hasta la llegada de los invasores  castellanos  en el siglo 16, quienes  de  forma ventajosa  y criminal  entraron  en este territorio del Anáhuac  que había  permaneció  en constante desarrollo social durante miles de años  en armonía  con todo su entorno  al grado que nunca existió  un  ejército institucionalizado  porque no era necesario, al lograr  construir una sociedad integral   donde  lo sagrado de la vida  tenía  una completa interrelación con  todo el entorno. De haber existido un  ejército institucionalizado , los invasores  no hubieran puesto  un solo pie  en las playas  de Chalchikueyekan  sin que el  ejercito  Anahuaca  los hubiera destruido  o apresados  y hasta  se les hubiera cocinado y   servido en un banquete, ya que los  antropólogos  americanistas  sostienen que  en Anáhuac  se practicaba  la antropofagia  y los sacrificios  humanos , pero hasta el día de hoy  no existe ningún  estudio  científico  e  Interdisciplinarios  de las fuentes  escritas por  los invasores, que  comprueben  todas  esas  falacias  que se siguen enseñando  en los  colegios  de donde salen  los  PRESTIGIOSOS investigadores  que continúan  arrojando basura  a  la gran cultura  del  Anáhuac  Tawantinsuyu  cultura que  no sucumbió por degradación  como  la cultura  Romana o Griega cuna de la actual  civilización  occidental,  Anáhuac  Tawantinsuyu  capitulo por invasión extranjera, así que  nuestras  poblaciones originales  tienen  todo el derecho a  levantarse  de entre las ruinas  y empobrecimiento  que heredamos  de los  invasores peninsulares  porque   sabemos que  un nuevo sol nos alumbra, el sol del Hunab Ku,  del Atlatlachinolli,  del  sexto Sol que nos brinda  una nueva  oportunidad a  toda la humanidad, de reconciliarnos  con esa  fuerza  dual  que genera la vida dual  en el macrocosmos y el microcosmos  llamada en Náhuatl Ometeotl.
ANAHUAC  TAWANTINZUYU  cuerpo continental  rodeado por agua  habitado desde hace miles de años por cientos  de pueblos originales  que hablan  sus  propias  lenguas  que cantan con la madre tierra  y la acarician con sus pies danzando  y con sus manos  cultivando  sus alimentos  que  agradecen  a los elementos  de la naturaleza   respetan a los mayores  hombres y mujeres, que juegan y se divierten  enseñando a sus niños  el sagrado valor de la vida,  comunidades  nativas  que a pesar de haber sido esclavizados  por los  invasores durante  trescientos años  y sufrir  actualmente  toda la moderna  invasión  de las trasnacionales  de los celulares, la comida chatarra, la música agresiva,  los  falsos  conceptos  del estado de bienestar, el progreso y la globalización económica, y que  aun con todos estos ataques dirigidos desde  occidente , nuestros   pueblos originales continúan aun  viviendo su vida dulce y armoniosa  y cuando parece que  han sido completamente  engullidos  por la modernidad  retoman sus costumbres  las nuevas generaciones y orgullosos  levantan sus frentes  para decirles a los Europeos, aquí estamos  somos los mismos  indios  de ayer  y los  del devenir de un nuevo sol que alumbrara  a todos  un sol que actualmente  a llegado al cenit  que representa el  Atlachinolli , la ebullición,  el nuevo sol, nuestro devenir  nuestra  fuerza de voluntad,  que  aunada  a la memoria y al conocimiento  nos hacen verdaderos  seres humanos  capaces  de construir sociedades  armónicas,  el conjuntos de estas tres cualidades  la voluntad Huitzilopoxtli,  memoria Tezkatlipoka  y el conocimiento Quetzalcóatl,  hicieron que los  pueblos  originales del Anáhuac   desarrollaran una conciencia plena de respeto a la vida  lo que les permitió  durante miles de años  construir  más de  trescientos mil  centros ceremoniales  en el territorio mexicano  sin contar los demás construidos   a lo largo y ancho del  continente del futuro y   que  aún permanecen de pie muchos  de ellos, para  alegría  de los pueblos originales   y como  muestra  del verdadero  desarrollo  humano  de esta parte del mundo de este maravilloso mundo  que compartimos todos y queremos  continuar  CONVIDANDONOS   todos  desde el PRIMER  hasta el QUINTO mundo en una sola interrelación porque para nosotros los indios, nativos ,originales, aborígenes o  TKLAKAMEH, solo  existe un mundo,  que pertenece a todos sin distinción de color y credo, un mundo  que ha llegado a nosotros,  hasta nuestros días, afortunados  somos  porque  así como el hombre primitivo tuvo  la osadía, valor, fuerza e inteligencia  para sobrevivir  a todas las eventualidades de su entorno,  por  lo cual  todos nosotros  hemos llegado  hasta el día  de hoy como primitivos  de estos tiempos modernos  gracias a ellos, También nosotros  tenemos que  ser fuertes, sabios  y decididos  para  enfrentar  los cambios  que se avecinan  e ir conformando  una nueva  cimentación para la construcción de una nueva sociedad  con valores  distintos  donde  no se promuevan los delitos  y el despojo  humano,  una  sociedad que  hable  sin mentir  a las nuevas generaciones,  una nueva cultura que esté por encima de  los intereses  materiales, políticos o religiosos  que reconozca  sus errores  y no tenga temor  en corregirlos  que no  repita como hoy aquello de, CUANTO  TIENES  CUANTO VALES,  o lo de, ROBEN ADELANTE  QUE  ATRAS VIENEN  ROBANDO, o como dicen actualmente los políticos , ES  UN MAL NECESARIO,  o, TODO EN  ARAS DEL PROGRESO, o como dicen los  inversionistas, NO  ESTAMOS PARA CONSIDERAR  LA  PARTE HUMANA, o la otra expresión de los ambiciosos  industriales, SI  NOSOTROS NO LO EXPLOTAMOS  ALGUIEN  MAS LO VA  HACER,  porque,  EL MAL DE UNOS  ES EL BIENESTAR  DE OTROS, y así  vamos  destruyendo los  valores  Humanos   ufanándose  de tener conciencia  e inteligencia  y llegando  al límite  de lo absurdo  de lo  demencial e inhumano, todo esto, como resultado  de nuestra  incapacidad  y flojera por no  corregir nuestros  hábitos y por no aprender  de los animales  quienes no exterminan  sino que dejan  que se  restablezca su  entorno  cuando toman algo para alimentarse. Desde cuando  las sociedades modernas   han caído en ese  marasmo  físico y mental que no  piensan en las generaciones venideras quienes conocerán  y se avergonzaran de lo que actualmente  estamos  destruyendo sin importarnos, que debemos dejarles  ejemplos de convivencia, creatividad  y salud  mental  para que ellos se sientan  orgullosos de nosotros y no tengan que maldecirnos  por nuestra  incapacidad  e irresponsabilidad.
Las culturas  antiguas  como los olmecas, mayas y otras tantas dejaron  mensajes  en las estelas, petroglifos  y  símbolos hechos de piedra  y en murales donde  se vislumbran conocimientos que a los  invasores del Anáhuac  no les importo aprender  de nuestra  cosmovisión, arte, ciencia  y moral, no, solo robaron  lo material  y despreciaron  la vida  la continuidad de un verdadero desarrollo  humano, así  ha transcurrido la historia  la oficial occidental  como la verdadera  y única  y ha pasado por encima  de otros  conocimientos  ancestrales,  que hoy  podrían   dar una respuesta  a los millones de seres humanos  que se  enfrentan a la actual  EBULLISION  sin  tener una  respuesta savia por parte de sus gobernantes, lideres o guías  para estar preparados para su futuro incierto.
Las culturas antiguas  miraban  de frente  al sol no solo para venerarlo o para  admirarlo  como una  energía  generadora  de vida, también  lo observaban para aprender  de sus ciclos y saber  el  TIEMPO  en que  Tonatiuh  el sol, envía sus influencias   a través  de  los ciclos  de  la flor de   once  pétalos y medio, como se aprecian esos símbolos  en el  estandarte o bandera de los Anahuacas,  cuando  en el   sol aparecen  las manchas  obscuras  más  visibles, entonces los antiguos  sabían que había llegado el tiempo en que  podía  ser afectada su psiques  por  las influencias  de una diferente  energía proveniente del sol  que influye de forma negativa  la conciencia de los seres vivos  perturbando la  mente de muchas formas hasta llegar  a provocar  terribles enfermedades y  muchos actos criminales  entre  los Humanos  en toda  la tierra. Al aparecer esas  manchas  obscuras en el sol, los  antiguos  mayas, olmecas, aztecas y demás  pueblos  del Anáhuac,  realizaban ceremonias alrededor de sus recintos TEOCALLI,  para protegerse  de esa energía dañina y entrar en un estado de armonía. Actualmente muchos   nativos están  investigando y  aprendiendo  cada día más de esos  conocimientos heredados que  protegen  la psique de la influencia  del  HUNAB KU, ATLTLACHINOLLI  y están interesados en trasmitir conocimientos  de  esas ceremonias a las sociedades  en occidente,  como UN PROYECTO INDIGENA DE AYUDA AL DESARROLLO HUMANO DE OCCIDENTE,  consientes de que todos somos energía  que vibra al ritmo del  universo.
No se trata de justificar la actitud  agresiva de  la gente  por los ciclos solares y sus manchas obscuras, no,  injusticias y crímenes siempre han existido,  pero  actualmente ocurren  con frecuencia en todo el orbe  una  gran cantidad de  actos criminales  y actitudes  de barbarie por parte gentes que tienen el poder de forma irracional y  que están sucediendo  alrededor del mundo casi todos  al mismo tiempo, esto hace pensar  que  estamos viviendo un ciclo de  influencia  de los cambios solares.  Como lo hacen saber  los  símbolos   grabados  en las piedras por los sabios de la antigüedad  que nos indican que entramos en una era  de destrucción masiva   en la humanidad. No  se trata de  señalar   a unos cuantos culpables  porque muy probablemente  todos  somos los responsables por  lo  terribles actos de barbarie inhumana  que ocurren  en estos   tiempos, unos por no  aprender  de otras  culturas,  sobre las  influencias del cosmos,  otros por no tener  la suficiente  fuerza  de voluntad y creatividad para  trasmitir  a otros pueblos   los conocimientos heredados  de  las armoniosas  cultura de Anáhuac Tawantinsuyu.  Esta actual ebullición  humana  es una nueva oportunidad  para  todos los Humanos de hacer una  reflexión profunda que permita  retomar  la vida dulce y  esforzarnos  en crear  sociedades  armoniosas   hermanados  proyectarnos en armonía para  continuar  de este  paseo  cósmico  que  la amorosa  madre tierra  nos lleva  arrullándonos entre las estrellas  por el maravilloso   universo.
Oportunidad  para  las generaciones presentes  de  todo el mundo para  comenzar a construir  las cimientos de una nueva cultura más  humana respetuosa  con la  naturaleza donde convivan   los humanos  sin  tabúes ,  racismos  y ambiciones materiales.
Dirijo  especialmente  este mensaje a los jóvenes de la península Ibérica por la relaciones  históricas  culturales  que  nos incumben,  a través de su lengua hispana  que fue impuesta  en nuestros territorios que hoy la uso como un medio para hacerles  llegar mis reflexiones  por los problemas  económicos y sociales que están viviendo en su país y en toda Europa. Ustedes como la demás juventud de la ´´UNION EUROPEA´´ se enfrentan hoy a una realidad  que les ocultaron sus  mayores ´´adultos´´ desde  hace mucho tiempo, y les dieron un bocadillo o un caramelo para entretenerlos y a esta falacia le llamaron ESTADO DE BIENESTAR, mientras sus sociedades  se dirigían al abismo, a la quiebra no solo en lo económico sino también de valores humanos. Y mientras que Europa desperdiciaba los recursos naturales  tomados ventajosamente del ´´tercer mundo ‘y ufanada  se dedicaba a pregonar su pobrecito progreso haciéndoles creer a sus habitantes que  eran autosuficientes, ricos, inteligentes  y los más hermosos del planeta, mientras, otras comunidades  humanas  realizábamos  el ayuno forzoso, y éramos  reprimidos  por nuestra condición de indígenas.    Estas injusticias han sido,  lo que   junto nuestra  herencia cultural   ha fortalecido nuestra  voluntad misma que nos ayuda a enfrentarnos con paciencia y  decisión a los cambios que se avecinan y que estamos consientes y que como su lengua hispana nos relaciona  también la quiebra económica en sus países  impactara  en la economía institucional de nuestro país, no así en la economía tradicional de los pueblos indígenas quienes tenemos una gran tradición de sobrevivencia  de la que hemos aprendido desde hace más de  quinientos  años, desde la invasión castellana y continuaremos  abrazados , unidos  y resistiendo hasta que la presente ebullición se apacigüe, mientras, sembraremos  sobre la madre tierra, usaremos plantas medicinales como remedio para nuestras enfermedades y nos alimentaremos de  plantas y raíces  comestibles y  desde nuestros montes, valles y selvas, aquí esperaremos pacientes el momento en que todos los Humanos  podamos  como hermanos iniciar un nuevo  amanecer. 
       

Por  R.H.V  Temilotzin. 

1 comentario:

yesyukan