martes, 22 de junio de 2010

Neurofenomenología del Matriarcado

(Artículo enviado a esta eh!-revista)

Hola,
me he liado un poco con el proceso de publicación, y he decidido enviarlo
por correo electrónico, Gracias por vuestro trabajo):

"Neurofenomenología del Matriarcado"

(Dedicado a Javier San Martín, otro "husserlita" acérrimo)

A nadie se le escapa que la sociedad anda con problemas. Que son causa de,
y afectan también, al sistema económico que se ha tratado de imponer de
manera global y minimalista en todo el mundo. El proyecto de capitalismo
global ha fallado. Las causas son muchas y han llenado cientos de miles de
páginas, incluso antes de la actual crisis.

Afortunadamente, con la llegada "de golpe y porrazo" de la actual crisis,
hace ya muchos meses, llegó también la amnistía para una palabra antes
tabú: "capitalismo", y por todos sitios y grupos ha sido "la comidilla" de
múltiples conversaciones, por los tan diversos canales de comunicación de
que disponemos hoy en día.

La apertura de la comunicación que ha impuesto internet y su transparencia
radical, ha supuesto que se haya reflexionado sobre el capitalismo con una
libertad de información y de comunicación antes impensable, al menos en la
dimension global planetaria instantánea.

Ante la, no por barruntada, "bestial caída de la bestia", todas nos hemos
quedado tan atónitas que parece que un significativo silencio se ha
apoderado de una faceta de la comunicación global contemporánea.Es aquella
faceta que podemos llamar de las alternativas. Alternativas al capitalismo
global. Como si en los años anteriores no hubiésemos hablado de ello. Y
hasta la saciedad. Entonces: ¿a qué viene este "tramposo" silencio?

¿Es que en medio de esta situación tan original, que estamos viviendo,
hemos sido presa del pensamiento único? ¿Es posible pensar, decidir, y
actuar sin que nos atosiguen la maraña de dicotomías que eran el pasto
cotidiano dado a los fieles por el decadente sistema (de creencias)?

El pensamiento único es (era) dicotómico. Pero como "no hay dos sin tres",
vale pensar más allá de la existencia de solo dos posibilidades. La
ciencia de la sociedad global, se puede considerar como un ejemplo más de
multiculturalismo, ya que son múltiples las miradas científicas, puesto
que los científicos provienen de todos los rincones de la Tierra. Por otra
parte la ciencia es multicultural porque cada disciplina o escuela de
pensamiento se puede considerar una cultura (y lenguaje) diferente. De ahí
el "Mundo Babel" de multiples lenguajes, que hizo exclamar a Michel Serres
ese gráfico título de "El Paso del Noroeste", dadas las dificultades que
suponía, según Michel, pasar "Al Otro Lado Del Espejo" (más bien
espejismo) para poder volver a conectar las ciencias y las letras.

Todo esto nos llevaría a considerar el urgente proceso de transdigestión
de la ciencia contemporánea, como el logro más depurado de la Alianza de
las Civilizaciones. Y es aquí donde nos tropezamos de cabeza con el
Matriarcado. Visto llanamente como comunismo primitivo o, si se atreven,
como sentido común, o sentido del común.

Si miramos a nuestro alrededor vemos tanto espacios de compartir, como
también espacios de competir. Desde la Arqueología, hasta las dignificadas
(con tanto autobombo) Neurociencias, todo un amplísimo abanico de
descubrimientos han dado al traste con el "sueño de la razón hiper
racionalista", podríamos decir. Nadie sabría explicar por qué habíamos
llegado hasta aquí. La cosa es que sí hay mucha, demasiada gente, que sí,
que sí sabe como salir de esta situación. También sabemos a ciencia cierta
que no nos gusta mucho por donde, dicen, nos quieren llevar. Esos caminos,
por desgracia, y por suerte, están ya demasiado trillados. Ya no pueden
tomarnos el pelo como antes. Ya tenemos los medios. Ya los medios somos
nosotras.

Desde la arquelogía Gimbutas, Riane Eisler y otras muestran datos
insobornables de que sí, existió el paraíso. Eso que aquí llamamos
Matriarcado, o bien, Matríztica, término usado por Maturana, cuyo prólogo
a "El Cáliz y la Espada", de Riane, nos encauza de modo brillante en este
fluir.
(http://books.google.es/books?id=1Hc8NYgTbJEC&printsec=frontcover&dq=caliz+espada&hl=es&ei=66ggTPn-CNL-_Aahn5AQ&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1&ved=0CCsQ6AEwAA#v=onepage&q&f=false)

Desde las Neurociencias tenemos "bajo la servilleta" cuatro ases:
Abducción, Neuronas Espejo, Ecolocación, Reproducción Neuronal Adulta.
Ese ser humano que llegó al siglo XXI no es el mismo que encontramos hoy
día por la calle. Las neurociencias nos dan una imagen totalmente
distinta. ¡Si Nietszche levantara la cabeza!

En:
http://www.redesparalaciencia.com/2871/redes/2010/redes-60-la-ciencia-de-la-compasion,
pueden encontrar una pequeña y locuaz muestra. El pesimismo existencial
usualmente sufridor que ha sido re-alimentado, entre otras por el
psicologismo y el representacionismo, implosiona y se alquimiza en una
neurofenomenología que hace realidad la utopía radical de Edmundo Husserl.
Y del Marxismo...

Hemos desparramado reflexiones por doquier en internet, en especial en
simbiodiversidad.blogspot.com. Es un blog minimalista que se alimenta de
la idea de "Web Líquida" (OUED). Lo único que se podría decir de este blog
es que es un blog, y que contiene información (a raudales).

¡salud!

Agustín Antúnez Corrales, Mar de Alborán,
Iniciativas de Sostenibilidad, Medioambiente y Autogestión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

yesyukan