miércoles, 22 de septiembre de 2010

Fenomenología: ¿Cómo te lo diría yo?




La potencia de la Fenomenología radica en haber metido en la bota del sistema una piedra difícil de deshacerse de ella.
Cuando uno lee a un fenomenólogo de la UNED, llamado Javier San Martín, no deja de sorprenderse por diversas afirmaciones en torno a la Fenomenología.

Las voy a poner así, todas seguidas y después las comentamos.
"La filosofía secreta del siglo XX" "Una de las filosofías más importantes e influyentes en el siglo XX". "La Fenomenología de Husserl como Racionalidad Fuerte". "La Fenomenología de Husserl: Una Utopía de la Razón". "...las dificultades de comprensión de la Fenomenología...".

El Chamanismo es la Ciencia más antigua de la Humanidad. Es la abuela de las ciencias modernas occidentales. Los sistemas de pensamiento, filosofías, y religiones de él derivados, cubren una gran diversidad de espacios y de tiempos en la historia humana.

Pasa como con los fósiles. Un biólogo, digno de tal nombre, que renunciara a considerar la existencia de vida fósil, en el pasado, dejaría de tener credibilidad cuando hablara, por ejemplo, de la historia de la biota, o cachos de vida que componen la Biosfera de Gaya.

Pues aquí igual. Se podría decir que la ciencia (moderna occidental) ha muerto de éxito. Sus sistemas de razonamiento han tenido un éxito incalculable. No hay más que mirar a nuestro alrededor y ver sus frutos por doquier. Eso es de entrada, indiscutible. Pero a ver si ahora va a resultar que los supuestos paladines del cambio y la innovación, los científicos/as no van a dar su brazo a torcer... Puesto que un análisis histórico, contextualizado, de la ciencia (moderna occidental), muestra que como todo hijo de vecino, este sistema de pensamiento que llamamos ciencia también tiene una historia. Una historia híbrida y plural. Pues igual que no hay dos seres vivos, o personas, o científicos, iguales, tampoco, como se ha querido presumir, desde la ciencia, es que la ciencia sea una raza pura precisamente.

Decía Feyerabend que tanta mierda hay en la ciencia, como en la magia, o en la religión. Y eso lo podemos comprobar hoy en día. Como por ejemplo los intereses de los medicamentos inducen las investigaciones que realizan muchos científicos. La ciencia es fruto cultural de su tiempo. Y de su espacio. Y en la tesitura que nos encontramos o renovarse o morir. El sistema antes dominante ha fracasado estrepitosamente. A nadie le queda duda. El futuro podría resumirse en el anarco-capitalismo. Es decir, la expansión, principalmente en el norte, de los sistemas de autogestión milenarios que abundan en todo el mundo, exceptuando mayormente, los llamados paises centrales. Que ahora descubren como sacar partido, también en lo económico, de los llamados Huertos urbanos. Léase hoy en 20 minutos.

Y llegados a los huertos, reconsideramos nuestro discurso.

Fenomenología: ¿Cómo te lo diría yo?

Cogemos un queso reondo y lo partimos en cuatro cuadrantes. Como en los gráficos de la bolsa, o en el aula, recordemos ahora lo que un eje de coordenadas es. Una línea que tira parriba, el eje de ordenadas. Y otra perpendicular a la susodicha, que tira horizontal para la derecha, el eje de abcisas.

Nos vamos a fijar, pues, en el cuadrante superior derecho, que es el privilegiado en unas coordenadas cartesianas. Y a ese cuadrante le llamamos España, o Estado Español.

El cuadrante superior izquierda es Portugal, que queda bien pues ya se sabe como se trazan las fronteras.

El cuadrante inferior izquierda es Argentina.

Y el inferior derecho, Marruecos.

La Fenomenología de Husserl nace con la idea de criticar y desmontar la hegemonía del representacionismo. Y volver así a vivir en el mundo de la vida, de las percepciones, y de las once dimensiones. Bueno, los físicos hablan de once dimensiones. Nosotras hablamos de muchas más. Tal como son mostradas por la realidad. Pero no la realidad mediada por elrepresentacionismo. Sino por la vivencia inmediata. Cuando miras o percibes algo, cualquier fenómeno, hay un período de tiempo en el que te dedicas plácidamente a percibir sin interferencias. Sin interferencias de tus interpretaciones. Son las interpretaciones lo que convierten ese momento mágico de la observación "ausente" en "hechos".

Y por eso, al estar sumergido nuestro lenguaje en el representacionismo, hablamos tan panchamente de estados de conciencia. O incluso de estados alterados de consciencia. ¿Alterados con respecto a qué? Perdemos así de vista la idea de cambio permanente en el que nada la sensosfera. En cualquier ángulo de percepción que elijas, va a haber una miríada de matices, de sombras, de luces, de lineas, de movimientos, de forma que mucho nos tememos que los números transfinitos y la geometría transfigural sí van a poder descifrarnos en papeles lo que ocurre en la sensosfera, cada milésima de segundo de nuestras vidas. Y que luego el representacionismo cartesianamente cataloga, representa, grafiquea, y después tan panchamente nos seguimos tragando cada día como si eso fueran cachos de realidad de la que existe ahí fuera. Y si son cachos de realidad, serían en todo casos tan chiquititos, tan escasísimamente representativos, serían casos extremos. Sí.

Así lo que vivimos son procesos de consciencia, no estados. Quizas el patron patriarcal más a mano, del territorio, que enmarca nuestro grado de representacionismo son los Estados, cortados a cachos de la piel de Gaya. Y si caes a este lado de la frontera o a aquel otro, tu vida, tu pensamiento, tus posibilidades, van a diferir, como de aquí a Lima. ¿Cómo podía ser eso?

La Fenomenología perfora ese mundo de burbuja de plástico, tan bien narrado en el Mundo de ese chico cuya vida es televisada desde que nació. Pinchar la burbuja representacionista es lo que el afamado Husserl y otras personas han hecho este siglo.

Pero fijémonos agora en las expresiones sobre la Fenomenología que se nos han quedado marcadas, y hemos escrito más arriba. "La Filosofía Secreta del siglo XX" dice mucho más de lo que el autor de la frase podría imaginar. Y es que tras siglos de Inquisición, lo que hace la Fenomenología es destapar la Caja de Pandora. La Caja de Pandora del Chamanismo. Mucho habrá tenido que ver el hecho de la recuperación chamanica de occidente en estas décadas. Por el consumo de enteógenos. Por el consumo de Nueva Era. Afortunadamente para esta crisis civilizacional, o precisamente por eso. Afortunadamente digo porque las herramientas las tenemos. Precisamente por eso significa que puede que esta crisis no sea gratuita, o indeterminista. Si el acceso físico a los recursos de Gaya, habíase ninguneado como variable por parte del pensamiento económico neoclásico, al que parecía que daba igual que estuviésemos en la Tierra o en Marte, pues es lógico pensar que a mayores dificultades de extracción de recursos, y por tanto de expansión, el capitalismo no tenía más remedio que retraerse. Pero incluso desde el pesimismo de izquierdas se dice que esto ha pasado siempre. Que el Capitalismo vive de columpiarse de un lado para otro, como un desestabilizador permanente. Pero ahora parece diferente significativamente. Además el hecho de frenarse ha tenido que ver con internet y la democracia abierta enoooooooooooooooooorme que abre...

Chamanismo, fenomenología, cuántica, Jung, todos comparten ese espiritu puro que podemos llamar atención despierta o mindfulness en inglés. Dice mucho etimologicamente esta palabreja inglesa, como para que nuestro etimolón no lo haya percibido. Fijaros que una mente plena en ingles significa precisamente una mente "que no habla", SINO QUE PERCIBE INTENSAMENTE... La mente, el pensamiento, para los orientales es el sexto sentido. Tiene la magia de revertir y crear desde el lenguaje palabril, las sensaciones que nos regala la sensosfera. Es pues el sentido integrador, que integra las sensaciones. pero dejando antes espacio para la percepcion. Claro está. Y cuando le cojes el truquillo funciona muy bien. Y para ello el chamanismo ofrece herramientas muy antiguas divertidas y experimentadas que resultan más fáciles, más bogui, que lo que solemos llamar meditación. Como los tambores. Tocar los ta,mbores es meditar. Y plantar huertejados...SEGUIRÁAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

yesyukan