jueves, 21 de octubre de 2010

Revolución, Feminismo e Indigenismo

Foro Social Mundial: revolución cultural, feminismo e indigenismo

Los múltiples recursos exhibidos por las izquierdas en el 2o. FSM son reflejo de una estrategia de diversificar los frentes de acción, manteniendo una implacable unidad en la meta de destruir los restos de la civilización cristiana

El "teatro del oprimido", poderoso instrumento escenográfico de revolución cultural y concientización izquierdista, que comenzó a ser usado en la década del 70 en Rio de Janeiro, fue presentado en el 2o. Foro Social Mundial por su creador, el autor teatral brasileño Augusto Boal. Éste efectuó una serie de charlas y demostraciones prácticas, con la colaboración del departamento de teatro del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), una organización que promueve invasiones de tierras, muchas de ellas violentas, en todo Brasil.

Usando una combinación de técnicas dramatúrgicas y de dinámica de grupos, el "teatro del oprimido" consigue traducir mensajes cargados de contenido político-ideológico a un lenguaje muy simple, pero al mismo tiempo envolvente y con apariencia de espontaneidad. Este método teatral es definido por Boal como "una forma de terapia" colectiva durante la cual "los espectadores discuten con los actores los problemas planteados, aportan ideas y substituyen a los protagonistas en la tentativa de solucionar esos problemas". El objetivo alegado es conseguir "que las personas entiendan por sí mismas una situación" social o política; y en conjunto, actores y espectadores amalgamados, encuentren soluciones o vías de acción. Boal enfatizó que con este método "dejan de existir los espectadores, porque todos se transforman en actores". Pero lo que no dijo es que a través de monitores convenientemente adiestrados, que se mezclan entre el público, se manipula las mentalidades, las tendencias y las emociones de los asistentes.

Para ilustrar los efectos "concientizadores" de su método, Boal narró una sesión de "teatro del oprimido" organizada por él en un campamento del MST. Los actores, portando fusiles escenográficos, con el puño izquierdo levantado y lanzando proclamas, invaden una propiedad agrícola en el interior de Brasil. Al llegar la representación a un clímax, uno de los actores exclama: "¡Tenemos que derramar nuestra sangre para liberar nuestra tierra!". Terminada la pieza teatral, miembros del MST, excitados y sin discernir claramente los límites entre la representación y la realidad, invitan a los actores a una invasión verdadera. Y quedan sorprendidos al saber que los fusiles usados no son reales: "¿Pero entonces Vds. hacen fusiles que no disparan tiros?", interpelan a los actores.

De hecho, el aporte "concientizador" revolucionario del "teatro del oprimido" fue más decisivo, bajo muchos aspectos, que si hubiera sido de armas de fuego reales, pues creó entre esos miembros del MST el clima temperamental e ideológico indispensable para invasiones rurales que posteriormente efectuaron. Es preciso asistir a esos espectáculos para percibir su capacidad "concientizadora-subversiva", con un peculiar estilo de tirar la piedra y esconder la mano.

El "teatro del oprimido" cuenta con variantes como el "teatro invisible", que puede ser representado de improviso en las calles, supermercados, ferias, escuelas, etc., por grupos de actores denominados "comandos teatrales". Actualmente, además de Brasil -donde existen 17 grupos, tres de los cuales, del MST- este sistema es usado por ONGs y entidades "culturales" de izquierda en más de 70 países.

* * *

En el marco del 2o. FSM se destacaron los seminarios organizados por la red denominada "Marcha Mundial de las Mujeres", que articula a feministas de 161 países en los 5 continentes, para luchar contra lo que denominan "capitalismo patriarcal".

Otros numerosos movimientos feministas revolucionarios se hicieron presentes en el 2o. FSM, organizando seminarios y palestras donde plantearon sin censuras sus objetivos comunistas y anarquistas. La socióloga Mary Garcia Castro, del directorio de la Unión Brasileña de Mujeres (UBM) e investigadora asociada de la Universidad Estadual de Campinas, durante el seminario "Corrientes emancipadoras en tiempos de globalización", defendió la tesis de que "la fuerza revolucionaria del feminismo socialista" es un ingrediente indispensable para profundizar en el continente la "lucha de clases y la primacía de los y de las proletarias" de acuerdo con el llamado de Marx y Engels en el "Manifiesto Comunista". Añadió que las feministas deben constituirse en "una instancia crítica a la izquierda de la izquierda"; o sea, como un polo de radicalidad capaz de impulsar las "utopías" que animan a los "socialismos libertarios".

Con ello, y con el perfeccionamiento de la comunicación entre los diversos movimientos, a través de " redes transnacionales de todas las izquierdas de corte socialista y comunista", la conferencista espera que se constituya en América Latina un eficaz "frente" de acción revolucionario. En su aplaudida exposición, Garcia Castro manifestó su "solidaridad" con la revolución comunista de Cuba y, como una prueba más de su radicalidad, se colocó a la izquierda inclusive del teórico anarquista Herbert Marcuse. Otras oradoras en el referido seminario, como Sandra Maria Caminha Fonseca, diputada estadual del Partido Comunista de Brasil (PC de B), en el estado de Pará, también destacaron el indispensable aporte de la "radicalidad del feminismo" en las actuales luchas revolucionarias.

* * *

Las corrientes indigenistas, en sus diversas gamas ideológicas, pero invariablemente a la izquierda en el espectro sociopolítico, también estuvieron representadas en el 2o. FSM. La Confederación de las Naciones Indígenas de Ecuador (CONAIE), el Consejo Indígena de Roraima, Brasil, el Congreso Nacional Indígena (CNI), de México, jefes de las llamadas "naciones indígenas" desde el Canadá hasta Bolivia, y representantes de otras entidades indígenas del mundo entero, tuvieron activa participación en la conferencia "Pueblos Indígenas", que se efectuó en un enorme auditorio del Centro de Eventos de la Pontificia Universidad Católica de Rio Grande do Sul.

Los representantes de esas entidades efectuaron declaraciones y conferencias de prensa. El indígena boliviano Florencio Orcko, dirigente del Movimiento Sin Tierra (MST) de dicho país andino, manifestó que su organización se creó en los primeros días de 1997 y que actualmente, por su pujanza, "es mucho más grande que el propio movimiento sindical". Reconoce la inspiración que sus miembros tomaron del MST de Brasil y confiesa sus objetivos de internacionalizar, de manera coordinada, la agitación campesina: "En este 2o. FSM estamos buscando contactos para hacer una lucha grande, al mismo tiempo, en varios países". Orcko no descarta la lucha armada: "El gobierno boliviano a la luz del día está matando, y pensamos reaccionar con los mismos instrumentos del gobierno". "El país va a arder, y tal vez de aquí a un tiempo Bolivia se transforme en otra Argentina", anuncia, con aire de quien tiene cartas marcadas.

* * *

Delante de todo lo anterior, no extraña que el diputado Francisco Frutos, secretario general del Partido Comunista Español (PCE) y portavoz de la Izquierda Unida en la comisión de Economía del Parlamento español, afirmara: "En este 2o. Foro Social Mundial los comunistas españoles nos sentimos como pez en el agua, porque los valores que defendemos son compartidos por mucha gente".

La multiplicidad de medios y recursos exhibidos por las izquierdas en el 2o. FSM no puede dejar de impresionar. Ello forma parte de una estrategia global de los llamados "movimientos sociales" y ONGs, de diversificar al máximo los campos de acción, manteniendo una implacable unidad en la meta de destruir los restos de la civilización cristiana. El español Josep Maria Antentas, del Movimiento de Resistencia Global, dijo durante la conferencia sobre "Perspectivas del Movimiento Global de la Sociedad Civil" que la estrategia es la de ser "cada vez más plurales", con una creciente diversidad en las actividades dentro de cada país, pero teniendo como objetivo los "enemigos comunes". En la misma conferencia, y en idéntico sentido, la conocida activista canadiense Naomi Klein añadió que hoy "no luchamos contra la tiranía de un individuo, sino contra todo un sistema".

De hecho, estamos en presencia de una enorme articulación. Tenemos que enfrentarla con los medios ideológicos y publicitarios a nuestro alcance, dentro del estricto respeto a las leyes de Dios y de los hombres.

Para enviar su valiosa opinión, mailto:cubdest@cubdest.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

yesyukan