jueves, 22 de diciembre de 2011

"Las montañas son nuestros templos"


Decía un chamán, en radio 3, de la parte de Mongolia o por ahí...
Las montañas se levantan sobre el suelo, y como árboles, paquidermos gigantes, arrastran hacia arriba, esa sábana que es una llanura, y al plegarla, y humedecerla, con las nubes que se forman, se incrementa hartamente la diversidad de todo lo que antes había en la llanura.

"las montañas son nuestros templos", nuestros supermercados, nuestras farmacias, nuestra fábrica de recursos tan variados, que alo mejor en la llanura han quedado ya esquilmados. Son nuestras academias de la lengua, donde la variedad de ecos, sonidos, vientos, susurros, colores, matices, rayos de sol, se amplifican hasta "el infinito", haciendonos ver la complejidad de lo real, de una forma clara y sencilla, diversidad de climas, diversidad de costumbres, ddiversidad de ecosistemas, diversidad de lenguajes, diversidad de cantos de aves, de sapos, de insectos, las montañas son como las selvas de las llanuras, contienen en conjunto mucha diversidad, aunque esta se reparta, en los distintos ecosistemas, diversidad de caracteres, diversidad de vistas, diversidad de perspectivas, diversidad de experiencias, diversidad de supervivencia...

Las ciudades con cerros cercanos, envolventes, como Málaga, muestran a la perfección estas cosas. te empoderas cuando subes a ellas, y divisas el campus de teatinos, desde allí, y las "pequeñitas" hileras de coches en la autovía, y al verlo desde tan arribita, pues que les pierde el respeto (repetir espetos) y le quitas importancia, pues al tener MÁS perspectiva, un campo más amplio de visión, ya no te crees las mentirijuelas que te cuentan "allí abajo", es como si se te pegara, se te renovara, el saber ancestral indígena, rural, de la gente SABIA de los montes, que no se fía de las trampas del urbanita, pues él, que se pasea, tanto por la ciudad, como por los montes, esta experiencia "de frontera", esta experiencia mixta, híbrida, amplificada, le hace descubrir las torpezas del "cateto de ciudad"... Lo comprende, lo acepta, lo acoge, pero desde su perspectiva de montaña, que es la que le dá, nos dá el poder. Técnicamente, este poder, desde un punto de vista perceptivo, y "desencubridor" (desde arriba se ve MÁS), se traslada, en estos tiempos modernos, al GPS, al satélite espía, y al helicóptero de la policía... Pero si un helicopterista, cae en un cerro, y buscando su supervivencia, no sabe distinguir una acelga, de una mandrágora (atención: se pueden confundir, ¡PERO la mandrágora huele un peste...!), pues puede que tenga un viaje, distinto al esperado cuando levantó el vuelo, con el "licoptero"...

No se cómo pero me dió la onda de localizar los ungulados que habitan nuestras montañas.

Y aquí he recopilado, "en cinco minutos", vía google ("mi ciber-ángel de la guarda") ("mi ratón perez"), estas cosillas... Uhmm







¡Geometría sagrada! (en lenguaje nueva era) o geometría transfigural (en lenguaje sci, formal) a base de... no te lo adivinas JAJAJA! ORIGAMI!!! :)))



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

yesyukan