martes, 12 de octubre de 2010

Predecir el Futuro se llama deseo.




Si los cambios con los que convivimos presentan variadas clases de ciclicidad, pues podríamos aceptar que la capacidad de predecir, o de prevenirnos frente al, futuro, es fruto de nuestras memorias, siempre colectivas, tant intersubjetivas como embebidas en la sensosfera. Nuestras memorias son herencia de profundos y largos ciclos en el espacio tiempo. Todo eso somos nosotras. Nosotras-como-seres-entregados-en-la-sensosfera tan entregados como inseparables. entangling en inglés. Pues si eso, esas memorias, somos nosotras, eso es lo mismo que decir que somos sabias. Somos una sabia comunidad. Sobre todo cuando somos conscientes de que somos, encarnamos, una sabia comunidad. Una sabia comunidad que se saborea asimisma, reiniciandose, recordandose, bailandose, acariciendose, abrazándose, ensimismándose, ensimismándonos, abrazándonos, acariciandonos, bailandonos, recordandonos, reiniciandonos, saboreandonos.

¿Hay intencion en todo ello? Pues claro. la golondrina alza el vuelo de paseo para acicarlarse en vuelo tras el sueño. pero para tí es fluir fluyendo con tus sentidos y los suyos que se juntan en la aprehensión sensorial, ensimismado como estás te fundes chamanicamnte en uno con la criatura que trata en ese momento de engullir, yo que sé, un mosquito trasnochador. De forma que tu llega un momento que no sabes, no le das vueltas, a lo que miras, porque más que mirarlo estás en el suabe trobellino de la experiencia, que te absorbe, te atrapa, te lleva a descubrir en ese instante sensación que con tal de prestar, ensimismado, una tal atención, la conclusión no puede ser otra que el infinito. La singularidad de ese momento es únika. la golondrina y tú os habeis engarzado en una sensación unika. En un fondo, en un teatro, el paseo maritimo del rincón, que presenta en ese momento una disposición, también únika, dadas las cuasi infinitas singularidades que nuestros ojos y nuestros sentidos aprecian en ese fondo de escena, una vez que el mosquito y la golondrina se han perdido del mapa, y yo extiendo mi vista, y mi cabeza, y mis sentidos, en abanico hacia toda la banda de playa, mar, bahía, gentes, palmeras, arenas, gaviotas, etc... que se me ofrece a mi disposición para seguir deleitándome...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

yesyukan