martes, 25 de mayo de 2010

Cántame la lección y la recordaré

La cuestión, tratada en su máxima simplicidad, y bajo la óptica de las teorías de la información, es que al incrementar la complejidad del sistema que aprende, el aprendizaje es mucho más efectivo.

En el aprendizaje esclavista, minimalista, en el que las palabras se han diseccionado y aislado de todo lo demás, de los gestos, del movimiento, de la música, de la sensosfera, del "eco-brain", para que siga transmitiéndose "el verbo divino", estoes, la palabra "pura" y "casta", sin "contaminación" por parte del cuerpo, se trata de una militarización del lenguaje. Tu, para hablar, para comunicarte, debes ante todo hablar, a cuerpo parado, cuerpo muerto; y encima hablar como Dios manda, con todas las normas del lenguaje bien sabidas. Esta militarización se ve a la perfección en "los raíles" de la comunicación escrita, en los renglones. Líneas infinitas que recorren, tapizando, páginas y páginas, lineas cubiertas de unos signos, todos clónicos, en negro sobre blanco.

Así no es de extrañar que ante estos resultados que dice este artículo, los investigadores "se queden a cuadros". Y entonces acudan, para su explicación, al único territorio que conocen. Que dicen que conocen. Al cerebro. Y es que las areas del cerebro relacionadas con cantar y bla bla bla... El cerebro mondo y lirondo. El cerebro previamente descerebrado y despedazado por un sistema esclavista de educación cerebral, se convierte así en el "ring" preferido para resolver todos los problemas. Y si no acudimos a los genes. Y poco más.

Como si las nuevas neurociencias de la abducción, de las neuronas espejo, de la ecolocación y de la revitalización neuronal no hubiesen dejado ya claro que estamos en UNA NUEVA ERA de las neurociencias. Donde lo que pita es la inclusión. Por favor. Del cerebro definido como una isla limitada y limitante por toda la herencia grecolatina judeo cristiana. Al cerebro del "eco-brain". O del sistema organismo-ambiente. Donde el cerebro queda convertido en términos prácticos "en una albondiguilla de pato a las finas hierbas en un rincón de un platillo en la barra de un gran restaurante.

Restauremos, sigamos restaurando, restableciendo, rehabilitando al cerebro. Ya que en los sitemas complejos es todo el sistema el que aprende, cambia, evoluciona. Y si el cerebro, tu cerebro, dicen los biólogos que está situado al norte de un cuerpo de pie y encerrado dentro de la denominada caja craneana, "no nos lo tomemos tan a pecho" y saquémosle del encierro. Más allá del cráneo sobrevive un mundo sensacional de sensaciones.

Sensuajeando en el sensuajear del sensuaje sensual.
(
lenguajeando en el lenguajear del lenguaje sensual) ¡Más allá de la lengua!



En el sistema que aprende entra todo el "ecobrain"

(tomado de New Scientist)

SINGING to elderly people with dementia helps them form new memories, one of the first skills they tend to lose.

Music is known to aid memory, especially recalling autobiographical information. For example, people with Alzheimer's disease are better at remembering events from their own past when music is playing in the background. It was less clear whether tunes could also help them learn.

Brandon Ally at Boston University and his team were inspired by the report of a man with Alzheimer's who could recall current events if his daughter sang the news to him to the tune of familiar pop songs. They decided to try it out for themselves.

They gave 13 people with Alzheimer's and 14 healthy seniors the lyrics from 40 unfamiliar children's songs to read, half accompanied by the actual song and half by the spoken words. All the participants saw the lyrics again without audio and mixed in with lyrics from a further 40 unknown songs. Those with Alzheimer's were able to recognise 40 per cent of the original lyrics that had been accompanied by song but only 28 per cent of those read to them. The healthy seniors recognised 80 per cent of lyrics, regardless of whether they had been sung or spoken (Neuropsychologia, DOI: 10.1016/j.neuropsychologia.2010.04.033).

Very few things enhance new learning in people with dementia, says Ally. "It's really cool that hearing the lyrics sung did." He suggests that teaching patients new medication regimes via a song in the early stages of dementia might enable them to live independently for a bit longer.

We don't yet know why singing should help, but Ally says that music engages areas of the brain, including subcortical regions, that are typically spared until later on in dementia. Music may also improve attention, he adds.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

yesyukan